Home Economía y Finanzas Uso del efectivo cede ante medios de pago electrónicos – Finanzas Personales – Economía

Uso del efectivo cede ante medios de pago electrónicos – Finanzas Personales – Economía

by Editor
Uso del efectivo cede ante medios de pago electrónicos - Finanzas Personales - Economía

El uso de dinero en efectivo continúa siendo bastante alto en Colombia, muy a pesar del avance que han tenido los medios de pago electrónicos, sobre todo en estos dos últimos años de la pandemia.

Hasta hace unos cinco años, de cada 100 transacciones de pago que hacían los colombianos en su día a día, 98 eran con efectivo, hoy se estima que estas alcanzan las 88, según una reciente encuesta (2021) realizada por el Banco de la República, en la que se evidencia, además, que del lado de los comerciantes, el 98,9 por ciento aún prefiere que se les pague con dinero contante y sonante, entre otras razones, por temas de costos.

Manillas de pago, códigos QR, mecanismos como el botón de pagos PSE y Transfiya; billeteras electrónicas, como Nequi y Daviplata; pagos en línea, tarjetas débito y crédito, así como más de un centenar de pasarelas de pago, entre las que se cuentan dale!, Paypal y PayU, hacen parte de esa variada gama de alternativas que tienen hoy las personas para dejar a un lado el efectivo, más aún cuando cerca del 90 por ciento de los adultos está bancarizado, lo que facilitaría dar ese salto.

Puede leer: Colombia, entre los países que más gastaron durante la pandemia

Sin duda, la pandemia del covid-19 acercó bastante a las personas a esos nuevos medios de pago. Con la llegada de esta, no solo se disparó el número de personas con al menos un producto financiero (más de 4 millones), sino que el indicador de uso de esos productos dio un salto de 9,5 puntos porcentuales al pasar del 66 al 75,5 por ciento, según cifras del programa Banca de las Oportunidades.

La pandemia ha sido el gran impulsor del uso cada vez más frecuente de productos financieros, en especial de los digitales, coinciden algunos banqueros consultados, quienes sostienen que en lo más agudo de esta coyuntura millones de personas no tuvieron alternativa distinta a la de acudir a estos para realizar pagos de servicios públicos y de otras obligaciones, compras de artículos de primera necesidad, transferir recursos a sus familiares y amigos.

La era virtual

La apertura de cuentas electrónicas, de trámite simplificado (Cats) y depósitos electrónicos se volvió una prioridad para millones de personas que, de un momento a otro, se quedaron sin ingresos para su sustento y el de sus familias y debían recibir los subsidios del Gobierno.

Solo las Cats y los depósitos electrónicos crecieron 183,3 y el 104,4 por ciento, respectivamente, en estos dos últimos años.

Juan Carlos Mora, presidente de Bancolombia, dijo que antes de la pandemia Nequi contaba con menos de dos millones de usuarios, pero hoy ya suma más de 11 millones, mientras que Javier Suárez, presidente de Davivienda, señaló que Daviplata pasó de tener seis millones de clientes a más de 14 millones, una cobertura del 98 por ciento de los municipios del país y más de 400.000 comercios que reciben pagos a través de un código QR.

Pero ¿están utilizando los colombianos esos canales? Sin duda, dicen los banqueros, y aunque creen que ese ejercicio debería ser mucho más fuerte, sostienen que se va por buen camino y muchas personas “ya se casaron con las nuevas tecnologías de pagos y no van a renunciar a estas por los beneficios en materia de eficiencia, ahorro de tiempo y seguridad”.

Lea además: Así está la economía colombiana, dos años después del encierro

Jeannette Martínez, publicista y diseñadora de joyas, dice que, desde mucho antes de la pandemia, dejó de ir a las sucursales bancarias a realizar pagos, como de servicios públicos o transferencias de dinero.

“Tengo registrados en mis cuentas los servicios públicos y otras obligaciones, muchas de mis compras y otros pagos los hago en línea, con tarjeta o a través de plataformas como Daviplata. Además, tengo un datáfono que cargo a todo lado para atender mi negocio”, comenta.

De los cerca de 9.200 billones de pesos que movió el sistema financiero el año pasado, el 72,1 por ciento se hizo a través de canales electrónicos, según la Superintendencia Financiera.

Las solas transacciones monetarias por banca móvil e internet crecieron 227,2 y 22,7 por ciento en los dos últimos años, respectivamente; mientras las realizadas por datáfonos, un 23 por ciento; en tanto el número de equipos hoy ronda los 920.000 frente a los 580.000 del 2019.

El comercio electrónico también evidencia ese cambio en el uso de nuevos medios de pago por parte de los colombianos. Las ventas en línea totalizaron el año pasado cerca de 40 billones de pesos, 40 por ciento más que en el 2021, cuando estas crecieron 30,2 por ciento respecto al 2019, según la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

También puede leer:

El togolés Gilbert Houngbo será el primer africano que dirigirá la OIT Empresa australiana tiene oportunidad laboral para hispanohablante

Fuente: www.eltiempo.com

Visitar enlace

Contenido relacionado