Inicio » TES: por qué las tasas tienen bajo preocupación a los mercados | Finanzas | Economía

TES: por qué las tasas tienen bajo preocupación a los mercados | Finanzas | Economía

by Editor
TES: por qué las tasas tienen bajo preocupación a los mercados | Finanzas | Economía

La deuda pública colombiana se ha visto golpeada en los últimos meses, y uno de estos síntomas es el aumento en la tasa de los títulos de tesorería (TES). Los niveles de estos, en el caso de los bonos a 10 años, no solo son 1,5 veces las tasas de hace un año, sino que también alcanzaron su pico más alto a mediados de octubre, con una tasa que llegó a 15,2%.

Esto quiere decir que Colombia está pagando hoy una deuda mucho más cara. A pesar de que en las últimas tres semanas estas tasas han tenido una corrección a la baja, con un nivel más cercano al 12%, para los expertos la situación es un tema de preocupación. Sin embargo, ese fenómeno tiene más de una explicación.

(Lea: Recomendaciones para invertir en medio de la coyuntura global). 

Andrés Langebaek, director de investigaciones económicas de Grupo Bolívar-Davivienda, asegura que un punto de partida podría ser la caída de la reforma tributaria que presentó el entonces ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla en 2021, lo que derivó en la baja de la calificación crediticia del país por las calificadoras S&P y Fitch Ratings.

En ese momento empiezan los problemas, porque al no ser grado de inversión, por definición, hay compradores de deuda colombiana que no pueden comprar”, explicó.
A la percepción de una economía colombiana más riesgosa que se fue gestando desde el año pasado, se sumó entonces otro fenómeno global: la escalada en la inflación y el aumento en las tasas de interés.

“Las tasas de los tesoros en EE.UU. son el piso de las tasas de interés de la deuda pública en el mundo. Si aumentan, los inversionistas exigen más rendimientos”, añadió Langebaek. Y la inflación también puso un peso adicional, pues los TES también aumentan su tasa para reconocer un rendimiento real al tenedor.

De otro lado, Juan David, Ballén, director de análisis y estrategia de la comisionista Casa de Bolsa, dice que otro tema que preocupa es el incremento en la prima de riesgo.

Como perdimos el grado de inversión, y desde el cambio de gobierno varias de las políticas del presidente han generado nerviosismo, eso ha hecho que la prima de riesgo país se eleve a niveles que ubican a Colombia como si estuviera calificado, por ejemplo, peor que Brasil, que es calificado como BB-, mientras nosotros somos BB+”, dijo.
Según el experto, a eso se le suma, además, el encarecimiento que se ha visto en la deuda externa debido a la depreciación del peso.

(Además: Sector financiero digital prevé crecimiento de dos dígitos en 2023). 

Y una opinión similar la tiene Mauricio Santamaría, presidente de Anif. “La calificación de riesgo y el costo de la deuda, los CDS (un indicador de incumplimiento crediticio), muestran que Colombia tiene una deuda BB+ o BB, pero fuera de que hemos ido bajando, estamos pagando el mismo riesgo de países como Namibia, Costa Rica, Camerún o Ruanda, que tienen calificaciones inferiores”, indicó. 

A la par con la presentación y aprobación de la reforma tributaria, con el fin de salvaguardar la situación fiscal, el Gobierno ha tomado medidas en materia de deuda pública.

El mes pasado 17 de octubre el Ministerio de Hacienda, anunció la decisión de no emitir más TES, en lo que resta de 2022, lo que “permite consolidar una deuda pública menos costosa”. Según la cartera, la decisión se tomó basada en “una política de gasto público responsable” y un buen recaudo tributario.

Entonces se habían captado $33,75 billones en TES, 90% de la expectativa para este año. Según Hacienda, esa suma es suficiente para atender las necesidades de caja de la Nación.

(Siga leyendo: El reinado del ahorro y de los CDT se consolida en el país). 

Según el director de Crédito Público, José Roberto Acosta, “como lo ha expuesto el Comité Autónomo de la Regla Fiscal, la coyuntura de mercados internacionales ha encarecido el costo del capital vía mayores tasas de interés, derivado de una política anti-inflacionaria a nivel global, después de una amplia holgura monetaria”.

Acosta dijo que las perspectivas para las subastas de TES “serán retadoras para 2023 y será en el Plan Financiero, que se presente próximamente, donde se expondrán las cifras de necesidades de financiamiento, como es tradicional”.

A pesar de esto, para el mercado la situación del país sigue siendo compleja. De acuerdo con Santamaría, la tasa de los TES en Colombia a 10 años se ha incrementado sobre todo en el último periodo. “Hoy el gobierno colombiano está pagando mucho más por sus TES, por su deuda, de lo que pagaba antes”, aseguró.

Y para Langebaek, estas altas tasas “son preocupantes” porque terminan por ejercer una presión sobre todas las tasas de interés en la economía, especialmente las de más largo plazo, lo que aumenta los costos de emisión de la deuda, y es un factor adicional de presión del déficit, porque se paga más por intereses.

“En Colombia hay un gran déficit, y el país va a seguir teniendo que emitir deuda y tendemos que endeudarnos a la tasa que esté en el mercado, es una realidad”, concluyó Ballén.

Laura Lucía Becerra Elejalde

Fuente: www.portafolio.co

Visitar enlace

Contenido relacionado