Home Economía y Finanzas Dolar digital: Los motivos que impulsan a Estados Unidos a tenerlo – Sector Financiero – Economía

Dolar digital: Los motivos que impulsan a Estados Unidos a tenerlo – Sector Financiero – Economía

by Editor
Dolar digital: Los motivos que impulsan a Estados Unidos a tenerlo - Sector Financiero - Economía

El anuncio de Joe Biden, presidente de los Estados Unidos, en el sentido de abrir la posibilidad para que el banco central de ese país –la Reserva Federal (Fed)– emita en el futuro un dólar digital, así como de regular el mercado de las criptomonedas, hizo que los principales criptoactivos que se negocian en el mercado registraran repuntes en sus precios, mientras que la evolución de las principales divisas del planeta se mantuvieron más atentas al desarrollo del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania.

(Lea también: El petróleo se dispara y el dólar baja: ¿por qué suele ocurrir?)

De hecho, según analistas, el dólar este 9 de marzo estuvo débil ante los anuncios de Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania, de querer buscar la paz por medio de diálogos y por los anuncios de Estados Unidos de pedir petróleo de otros proveedores distintos a Rusia.

Ante dicho anuncio, calificado como ‘histórico’ por Janet Yellen, secretaria del Tesoro, el bitcóin trepó por encima de los 42.000 dólares la unidad, más de un 10 por ciento, aunque más avanzado el día descendió hasta los 41.944,2 dólares, dejando su valorización en 8,46 por ciento frente al precio registrado el martes de esta misma semana.

(Le puede interesar, además: Colombia, limitada para sacarle todo el jugo a la disparada del petróleo)

Ethereum, Binance coin y Terra Luna, otros criptoactivos de mayor precio, avanzaron en esa misma jornada 5,58; 2,8 y 15,62 por ciento, respectivamente, según registros de la plataforma Blockchain.com.

Al anunciar su propósito de un dólar digital, el mandatario estadounidense dijo que se debe actuar con prudencia ante los riesgos de esta innovación.

A través de un decreto, Biden le dio un plazo de seis meses al Departamento del Tesoro para que le envíe un informe sobre “el futuro de la moneda”, que detalle las ventajas y desventajas de la creación eventual de una moneda digital por parte de la Reserva Federal (CBDC, Central Bank Digital Currency).

Biden quiere detalles sobre las consecuencias de esta idea en el sistema financiero, en los sistemas de pago, en el crecimiento económico, las posibilidades de acceso para todos y la seguridad del país. También pidió a la Fed que siga indagando sobre el tema y estudie las etapas necesarias para un eventual lanzamiento del dólar digital.

Otros quieren lo mismo

Lo anunciado por Biden va en línea con lo anticipado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) un mes atrás, en el sentido de que cerca de un centenar de países en el mundo ya están explorando la posibilidad para que sus bancos centrales emitan monedas de curso (divisas) digitales.

“La mayoría de los países miembros del FMI están evaluando activamente las CBDC, y solo unos pocos las han emitido o realizado extensos pilotos o pruebas”, señala el fondo en un documento sobre el tema.

Pero en el mismo advierte que “la exploración de CBDC aún se encuentra en etapa inicial, y no todas las experiencias de los países pueden transferirse fácilmente al extranjero. Todavía hay preguntas abiertas, y CBDC sigue siendo un territorio desconocido, lo que plantea desafíos y oportunidades”.

De concretarse, esta idea podría revolucionar las finanzas mundiales, donde el dólar es amo y señor. Pero el proyecto encierra riesgos para la industria bancaria tradicional, la protección de la vida privada de los usuarios, el uso de esta moneda digital por criminales y eventuales riesgos para la seguridad de los países, entre otros.

“Debemos ser muy, muy cuidadosos en nuestro análisis porque las implicaciones” en caso de adoptar el dólar digital “serían muy profundas para el país, cuya divisa es la principal moneda de reserva mundial”, resaltó un alto funcionario de la Casa Blanca. La fuente aseguró, además, que los proyectos de moneda digital más adelantados en otros países o zonas monetarias “no amenazan” el dominio del dólar, que asegura a Estados Unidos un lugar privilegiado en las finanzas mundiales, pero es también una verdadera arma estratégica, como lo ilustran las sanciones adoptadas contra Rusia por la invasión a Ucrania.

Las implicaciones

La moneda digital es el equivalente desmaterializado de monedas y billetes, que son respaldados por los bancos centrales. Por lo tanto, si la moneda digital es oficial, podría ser utilizada sin pasar por la intermediación de un banco, como el caso de las monedas tradicionales.

Los pagos digitales, entre tanto, utilizan hoy intermediarios financieros. Los Estados quieren evitar dejar el espacio a actores privados o a potencias extranjeras.

Biden quiere poner orden ante la multiplicación de criptomonedas privadas, extremadamente volátiles y por su naturaleza decentralizada, siendo la más conocida el bitcóin.

Los analistas no ven que esta decisión tenga un impacto negativo sobre el mercado de divisas. Felipe Campos, gerente de Investigaciones del Grupo Alianza, dice que una divisa digital lo que hace es aumentar la eficiencia de los bancos centrales o la forma de recoger impuestos de los gobiernos.

El Banco de la República no lo tiene en sus prioridades

Pese a que algunos bancos centrales en el mundo ya realizan pilotos con miras a adoptar una moneda de curso digital y unos pocos ya las tienen, el Banco de la República considera que, si bien ese es un tema de análisis para la entidad, en el corto plazo no lo considera urgente ni prioritario.

Así lo hicieron saber las directivas de la entidad a propósito del anuncio realizado por Joe Biden, presidente de Estados Unidos, en el sentido de ver la posibilidad de tener un dólar digital.

“El Banco de la República tiene entre sus temas de análisis los potenciales beneficios y riesgos de emitir una moneda digital de banco central (CBDC, por sus siglas en inglés). Sin embargo, se trata de un tema sobre el cual no existe consenso entre la comunidad de bancos centrales y para el corto plazo no se considera prioritario ni urgente para Colombia”, precisó la entidad.

No obstante, el banco participa, junto con las superintendencias Financiera y de Sociedades; las unidades de Información y Análisis Financiero (Uiaf) y de Regulación Financiera, así como la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian), en el sandbox (laArenera), en el que siete entidades financieras realizan pilotos de operaciones de compra y venta de criptoactivos.

Con este piloto se busca conocer qué tan dinámico puede ser este mercado, los obstáculos y su viabilidad, para que en el futuro cualquier persona en Colombia pueda participar dentro de un ambiente transparente y claro para todas las partes.

Una vez esta etapa concluya, iniciará la segunda fase de análisis, luego de la cual se tendrá una evaluación completa y unos resultados definitivos sobre la viabilidad del mecanismo que permita establecer las reglas de este nuevo mercado.

Unos 100 bancos centrales planean emitir sus propias divisas virtuales

El auge de los criptoactivos, (en el mundo operan más de 8.000 de estos) y el creciente interés de las personas de entrar en ese mercado tienen a más un centenar de bancos centrales del planeta estudiando la posibilidad de crear sus propias monedas de curso digitales, según anunció en reciente oportunidad el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En un reciente informe de este organismo, si bien se dice que la adopción de monedas digitales por parte de los bancos centrales facilitaría la inclusión financiera, al elevar el acceso a los pagos digitales; aumentaría la eficiencia en los pagos, al reducir el uso del efectivo; ayudaría a reducir el uso del dinero ilícito, entre otros beneficios, el mismo advierte que “la exploración de CBDC aún se encuentra en una etapa inicial, y no todas las experiencias de los países pueden transferirse fácilmente al extranjero”.

Agrega, además, que en el futuro es importante un mayor intercambio internacional de información sobre lo aprendido en los proyectos individuales de CBDC y la cooperación en cuestiones de políticas y diseño.

El Tiempo
​* Con apoyo de agencias

Fuente: www.eltiempo.com

Visitar enlace

Contenido relacionado