Home Economía y Finanzas Conjuntos residenciales: medio ambiente y asambleas – Finanzas Personales – Economía

Conjuntos residenciales: medio ambiente y asambleas – Finanzas Personales – Economía

by Editor
Conjuntos residenciales: medio ambiente y asambleas - Finanzas Personales - Economía

Consultan los lectores: “En un Conjunto Cerrado bastante arborizado, hay arboles muy frondosos que sobrepasan el quinto piso. Estos se encuentran a solo dos metros del edificio. En caso de que alguno caiga va a ocasionar daños en la edificación. En estos casos quien asume los costos por los daños causados, los propietarios o la Administración.”

Respuesta

Los árboles en este caso se encuentran en zonas comunes del conjunto y corresponde al administrador dirigirse a las entidades ambientales competentes (la CAR o las alcaldías distritales o municipales, en Bogotá específicamente, la Secretaría Distrital de Ambiente y otras que cumplen funciones relacionadas) para que hagan una evaluación, establezcan las condiciones para intervención, tala o traslado de estos y emita la autorización requerida, de manera inmediata.

Los propietarios y residentes deben colaborar informando a la administración de este hecho y de los riesgos que existen. El administrador responderá de acuerdo con la Ley por los perjuicios que por dolo, culpa leve o grave ocasionen a la persona jurídica, a los propietarios o a terceros. En este caso, por incumplimiento de sus funciones, si no informa oportunamente ni solicita la actuación de la entidad gubernamental competente.

Lo relacionado con la tala de árboles tiene mucha trascendencia en las copropiedades donde existen pues, por una parte, las omisiones en cuanto a la poda o tala de estos puede afectar la vida de las personas y animales y ocasionar, por ejemplo, el deterioro o destrucción de bienes privados y comunes muebles o inmuebles, y por otra, no es posible talarlos, trasladarlos o derribarlos sin el permiso de la autoridad ambiental correspondiente y además por las personas y con los equipos adecuados y a los que se refieren las normas. (Constitución Política, Ley 99 de 1993 y normas nacionales, departamentales y municipales reglamentarias. En Bogotá Decreto Distrital 531 de 2010 modificado por Decreto Distrital 383 de 2018)

Las mismas normas son aplicables para responder al propietario consultante, que se encuentra perjudicado y a quien se le están vulnerando sus derechos por la siembra y crecimiento de los árboles de su vecino y con base en las cuales puede iniciar las acciones administrativas, policivas y judiciales pertinentes.

Asamblea inconclusa

“La administración citó para la asamblea del presente año y un copropietario no dejó siquiera que se leyera el orden del día (saboteo). Sin entrar en detalles, no hubo asamblea ni se citó para una nueva fecha. ¿Creen ustedes que podría un copropietario solicitar nueva fecha para asamblea o mejor darle trámite a una queja en la administración municipal? ¿Cuáles serían los argumentos legales para ello?”

Respuesta

Si no se realizó la asamblea y el motivo no fue por falta de quórum, considero que debe ser convocada nuevamente cumpliendo con todos los requisitos de la Ley y del reglamento de propiedad horizontal. La administración municipal no tiene competencia frente a estos actos, que deben ser analizados no solo respecto a este propietario, sino a la administración que realizó la convocatoria y las razones para que no se continuara la asamblea.

El propietario puede ser sancionado por faltar a sus deberes como tal y si es necesario y dependiendo de las causas, como una posible amenaza o agresión podría estar enfrentando acciones legales policivas y hasta penales.

Consultas

Vivienda & Construcción cuenta con los análisis de la consultora del sector de la construcción y las copropiedades, que responde cada sábado en EL TIEMPO a interrogantes que los lectores envían al correo: redaccioneconomicas@eltiempo.com

Fuente: www.eltiempo.com

Visitar enlace

Contenido relacionado