Home COVID-19 Que no gane terreno el cáncer por el covid

Que no gane terreno el cáncer por el covid

by Editor
Que no gane terreno el cáncer por el covid

La combinación de cáncer y covid-19 debe ser tratada con cuidado. Tanto la enfermedad como sus tratamientos, sobre todo la quimioterapia, pueden producir que el sistema inmune se debilite y se bajen las defensas de los pacientes, de ahí la importancia de la vacunación y del cumplimiento de los protocolos de bioseguridad.

Rubén Darío Salazar, hematólogo y oncólogo clínico de Medicáncer, explica que cuando se presentan estos casos, lo más importante es consultar y hacerse la prueba para saber si tiene el virus. “Si es así, hay que determinar qué medidas implementar de acuerdo con los factores de riesgo que presente la persona, pues cada paciente tiene una historia y una situación clínica particular”. Si los síntomas son de alarma como dificultad para respirar, tos con sangre, fiebre persistente, desmayos o dolor en el pecho, debe dirigirse a urgencias.

¿Y cuándo vacunarse?

Alicia Quiroga Echeverri, médica internista y oncóloga del Hospital Pablo Tobón Uribe, indica que el momento óptimo para que los pacientes con cáncer se vacunen contra el covid-19 es cuando las defensas estén fortalecidas, por tanto, recomienda que lo hagan antes de la quimioterapia, no después de esta porque pueden bajarse las defensas y no se generan anticuerpos en la vacunación.

Por su parte, la médica internista e infectóloga del Hospital San Vicente Fundación Paula Andrea Valencia Rey precisó que cuando el cáncer es hematológico (en la sangre), la tercera dosis de la vacuna debe aplicarse un mes después de la segunda y en los demás tipos de cáncer, cuatro meses después.

Los especialistas anotan que las secuelas o efectos que puede dejar el covid-19 en pacientes con cáncer van desde insuficiencia respiratoria por varios meses, la cual puede requerir asistencia con oxígeno, intubamiento o terapia intensiva; inflamación de los músculos del corazón; hasta afectaciones neurológicas. Otras secuelas pueden ser trombosis arterial o venosa, pérdida del olfato y del gusto, dolores articulares, sueño, fatiga y afectación renal


Fuente: www.elcolombiano.com

Visitar enlace

Contenido relacionado